La Calle Che Guevara

Esta semana leí en un diario de Buenos Aires un ida y vuelta entre una persona que pedía la reivindicación histórica de Ernesto Guevara y otra que estaba en desacuerdo completamente, alegando que el Che era un guerrillero sanguinario "germen de la terrible tragedia de las décadas del 60 y 70" y "la historia por él transitada no podrá ser ejemplo de las generaciones actuales y venideras". Si le restáramos 100 años a esas décadas referidas, bien podríamos hablar del General Roca, gran matador de niños paraguayos y de indígenas argentinos, cuya barbarie e intolerancia le merecieron dos presidencias, una ciudad en La Pampa, un ferrocarril (que, casualmente, va hacia la patagonia) y su rostro estampado en nuestro billete de 100 pesos.
Está demostrado que, en la historia, los roles de héroes y villanos se cruzan según quien diserte. Si hay alguien en la historia latinoamericana que habitó las dos orillas, ése fue Ernesto Guevara. Si bien es cierto que ha utilizado la violencia, encasillarlo entre los "violentos" me parece un simplismo que demuestra una total y completa adolescencia de conocimiento y una superabundancia de prejuicio.
Suele decirse que el Che fue un "idealista" un "romántico", una persona que soñaba con cambiar el mundo y que se arremangó para hacerlo. El magnetismo de su figura nace de la admiración que nos causan aquéllos que defienden la verdad con la vida, que buscan la justicia a cualquier precio, que viven como piensan sin apartarse ni un centímetro. El Che pensaba que era posible y eso lo catapultó a las banderas y las paredes que pintaban y pintan los que no dejan de creer. El Che es un símbolo más que un héroe, sin dejar de serlo.
¿Merece el Che darle su nombre a una calle, tener una estatua en Buenos Aires? Dirán "¿qué hizo el Che por la Argentina?" y la respuesta se la puede dar cualquier argentino que haya estado en Cuba, donde nos respetan y brindan su mayor esmero y cordialidad, porque dicen que si la Argentina pudo dar al mundo un hombre como el Che, entonces qué gran país debe de ser la Argentina. El Che era un hombre tan grande que jamás pudo ver las fronteras. El hizo las revoluciones por el pueblo, por todos los hombres; cubanos, bolivianos, peruanos, argentinos, uruguayos. Alzó la voz por sobre las cordilleras y los ríos. Quiso que tuviéramos qué comer, de qué trabajar, dónde educarnos, cómo curarnos sin interesar si hablábamos náhuatl o castellano, y dio la vida por eso. Si esto no es heróico, por favor, ignoren estas líneas. Cuántas calles llevan los nombres de traidores, agentes extranjeros y egoístas entregadores.
Ernesto Guevara fue una figura de su tiempo, atrapado en su laberinto, del que salió con los ojos abiertos por el viento, vivo, enorme, inmortal. Nació en Argentina, murió en Bolivia y vivió su vida para América Latina. Primero hizo, después lo pensó y más tarde lo escribió para que lo supieran los que venían detrás. Lo mataron por orden de un señor que estaba lejos, (como a Güemes, otro guerrillero) y alguien diametralmente opuesto a su pensamiento, sin querer, cien años antes, escribió: "bárbaros: las ideas no se matan" y menos si se da el ejemplo.

miércoles, 27 de junio de 2007

2 responses to La Calle Che Guevara

  1. Laura says:

    Me comprometo a difundir esto. Tengo ganas de salir a pintar la esquina de casa con el nombre de esta nueva calle. Tengo ganas de decir que no nos mataron a todos. Por suerte. Y tengo ganas de decir que estoy muy orgullosa.

  2. FERNANDO LUGO, LA GRAN ESTAFA
    FERNANDO LUGO, LA GRAN ESTAFA
    ( Luis Agüero Wagner )

    http://judasiscarioteenlaarenapolitica.blogspot.com

    Apoyado por los sectores más retardatarios de la sociedad paraguaya, como los Maccartistas propietarios de medios de comunicación que prosperaron empresarialmente gracias al dictador anticomunista Alfredo Stroessner, saltó a la arena política el obispo Fernando Lugo, presentado por tendenciosos allegados como incuestionable portador de credenciales izquierdistas.
    Poco duró la ilusión. Al poco tiempo de su intempestiva aparición en el escenario, dejó de lado a los sectores revolucionarios para abrazarse con los exponentes más representativos en Paraguay del entramado imperialista montado por la IAF-NED y USAID, así como para acercarse a sectores de funestos antecedentes en materia administrativa.
    De acuerdo al informe de actividades de estas agencias norteamericanas puede encontrarse entre los puntales del luguismo – a modo de ejemplo- a las siguientes personas y organizaciones:

    GESTION LOCAL (Raúl Monte Domecq y Guillermina Kanonnikoff). Recibe fondos de USAID “para la publicación de material didáctico para comisiones vecinales”.

    CASA DE LA JUVENTUD-PARAGUAY- PARTIDO MOVIMIENTO AL SOCIALISMO. En el 2004 la Casa de la Juventud recibió 127.000 dólares, por dos años, que “proporcionará apoyo institucional, educativo y técnico a organizaciones para jóvenes. La donación de la IAF apoyará la participación de los jóvenes en audiencias públicas, fortalecerá sus destrezas para la búsqueda del consenso y financiará el diseño de campañas públicas de información y el otorgamiento de pequeñas donaciones a jóvenes paraguayos de aproximadamente 10 localidades. “La Casa” espera beneficiar a cerca de 4.200 jóvenes de vecindarios de bajos ingresos”. Sus referentes principales son Rocío Casco y Karina Rodríguez. (Nota: Camilo Soares, vinculado a la Casa de la Juventud, y Richard Ferreira, del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), asistieron a la Segunda Asamblea del Movimiento Mundial por la Democracia, organizada por la National Endowment for Democracy, realizada en la ciudad de São Paulo, Brasil, del 12 al 15 de noviembre del año 2000. World Movement for Democracy - Second Assembly Report- Fuente: http://www.wmd.org/second_assembly/participants.html)

    También vale acotar que Camilo Soares fue integrante de la agrupación Patria Libre, vinculada por los organismos represivos a varios secuestros , sin haber sufrido jamás persecución, hecho que ha generado suspicacias entre los integrantes de PPL refugiados en el exterior o detenidos en cárceles de Paraguay.


    FREEDOM HOUSE. (Casa de la Libertad) fue fundada en 1941, “para consolidar las instituciones libres en el país y en el extranjero”. Actualmente cuenta con 4.000 miembros. La Casa de la libertad ha recibido y recibe financiamiento del gobierno de los EEUU a través de la National Endowment for Democracy (NED). Este fondo se canaliza a través de la Casa de la Libertad para organizaciones privadas en el extranjero. Los beneficiarios de la NED, a través de la Casa de la Libertad, incluye a países como Sudáfrica, la ex Unión Soviética, Costa Rica, Paraguay, El Salvador, Honduras, Guatemala, Pakistán, Polonia, Hungría, etc. Por consiguiente, la Casa de la Libertad funciona como un embudo por donde pasan los fondos que concede la NED. Un ejemplo en Paraguay es Radio Ñandutí, que a través de la Casa de la Libertad ha recibido importantes sumas de dinero de la National Endowment for Democracy (NED).
    Leonard Sussman, agente de la CIA y Director Ejecutivo de la Casa de la Libertad, realizó una visita a Paraguay a fines de 1987, siendo uno de sus principales favorecidos el sr. Aldo Zucolillo, quien a través de su diario ABC Color publicitó entusiastamente la candidatura de Fernando Lugo. El obispo por su parte acusó sumisión a las pautas editoriales del periódico en varios temas, como el de Itaipú y Yacyretá, utilizados por Zucolillo para atacar al MERCOSUR en beneficio de intereses norteamericanos.

    También se cuentan entre empleados de Zucolillo exponentes como Julio Benegas, signatario de acuerdos con la AFL-CIO, reputado peón en los fraudes imperialistas.
    El 21 de setiembre de 2005 fue firmado entre el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SITRAPREN) y el auspicio del Centro Americano para la Solidaridad Sindical Internacional de la AFL-CIO, un proyecto con miras a lograr el fortalecimiento sindical en ambos sindicatos. El proyecto se firmó en Asunción con la presencia del representante del Centro de Solidaridad, oficina para Sudamérica, Sr. Bryan Finnegan.
    La AFL-CIO ha apoyado todas las grandes guerras imperialistas de los USA (Corea, Vietnam, Afganistán, Yugoslavia e Irak), así como todas las grandes intervenciones estadounidenses (Guatemala 1954, Chile 1973, Guayana 1955, Irán 1955, Panamá 1980, Granada 1983 y Venezuela en el 2002 –
    También escribe en ABC color (de Zucolillo, insistimos) Ricardo Canese, quien apoya en sus columnas la política energética de George W. BUSH.
    RADIO CARITAS. Recibió 40.000 dólares de la embajada para “sus programas de educación cívica, consistentes en entrevistas con tribuna libre”.

    EN TODAS PARTES SE CUECEN HABAS: CUESTIONARIO BASICO PARA LUGUISTAS.

    Una prensa maccartista que los paraguayos heredamos de Stroessner pretendió hacernos creer que el obispo “de los pobres” Fernando Lugo era un candidato de la izquierda.
    Para ellos vayan las siguientes interrogantes:

    ¿Es izquierdista Ricardo Canese (dirigente luguista) cuando defiende la política de biocombustibles de George W. Bush?
    ¿Alguno de los dirigentes luguistas protestó alguna vez por las injerencias de James Cason?
    ¿Recibe dólares de USAID la ONG “Gestión local” de Guillermina Kanonikoff y Raúl Monte Domecq?
    ¿Estuvo Camilo Soares en noviembre del año 2000 en un congreso financiado por la NED?
    ¿Fue o no publicitado Lugo por el diario ABC color, propiedad de Aldo Zucolillo, favorecido del agente de la CIA Leonard Sussman cuando era perentorio fabricar bien remunerados disidentes a la dictadura?
    ¿Firmó Julio Benegas, empleado de Zucolillo, un contrato con Bryan Finnegan ( de la AFL-CIO) el 21 de Setiembre de 2005?
    ¿Recibió la casa de la Juventud –cuna del PMAS- 127.000 dólares de IAF en el año 2004?
    ¿Puede ser de izquierda gente financiada por la NED, institución creada como alternativa a la CIA por el imperio?

Con la tecnología de Blogger.